Re-conecta contigo mism@

TU PROPIA DECISIÓN ES LA ÚLTIMA QUE DEBES DE TENER EN CUENTA

Hoy vengo a hablaros de un tema muy común en numerosas ocasiones a lo largo de nuestras vidas.

Y, ¿de qué se trata?

Pues trata de todas aquellas ocasiones en las que nos decidimos a salir de nuestra zona de confort, y no encontramos el apoyo necesario que podamos precisar en ese momento.

¿Os ha pasado alguna vez, que os decidís a llevar a cabo una acción que estáis segur@s os beneficiará, pero que por circunstancias X, para poder llevar a cabo esa acción necesitáis de la ayuda de alguna otra persona?

Es algo muy común.

La cuestión es, que hay momentos en los que, a pesar de saber que algo será bueno para vosotr@s, es casi imposible en ese momento preciso llevar a cabo las acciones necesarias, pues, no sólo depende de vuestras ganas el poder llevarlas a cabo.

Permíteme decirte, que esto es algo que nos ha ocurrido y nos seguirá ocurriendo a tod@s en distintos momentos de nuestra vida. Puede que ahora no sea el momento propicio para emprender las deseadas acciones, pero, sí que podemos seguir buscando la mejor manera de poder llevarlas a cabo.

No es cuestión de desistir en el primer intento fallido, pues, puede que no se dé a la primera, pero si sigues intentándolo, si sigues enfocad@ en alcanzar tu objetivo, con fe, paciencia y perseverancia, antes o después lo lograrás, con ayuda o sin ella.

Es cierto que quizás, determinadas acciones te sean más fáciles de alcanzar si cuentas con la ayuda necesaria, y si, por el contrario, no cuentas con esa dosis extra de ayuda, es posible que el obtener el resultado deseado, conlleve un nivel mayor aún de implicación por tu parte, pero como he comentado anteriormente, si perseveras en tu objetivo, finalmente lo lograrás.

La vida no es un camino de rosas, si deseas realmente algo, te va tocar poner todo de tu parte, y volcarte en su consecución.

Déjame decirte algo, si quieres verdaderamente lograr tus sueños, no desistas jamás del intento por el simple hecho de verte sol@, sin apoyo por el camino, pues, finalmente, sigue siendo TU SUEÑO, no el de nadie más, sino TU PARTICULAR SUEÑO, y, por tanto, dependerá finalmente de ti el cumplirlo o no.

La pelota está en tu tejado, de hecho, siempre lo estuvo.

Ahora es tu turno para jugar en la partida de tu vida.

Carmen Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *