Planificando tus SUEÑOS

PLANIFICANDO TUS SUEÑOS. LA IMPORTANCIA DE ESTABLECER METAS Y OBJETIVOS

¿Cuántas veces no te descubres a ti mism@ soñando tus sueños?

 

¿Cuántas veces no te descubres idealizando la vida de tus sueños, la vida que deseas vivir?

 

¿Cuántos comienzos de año nuevo llevas acumulados de metas por cumplir, más a su vez, cuantos finales de año llevas acumulados de esas metas iniciales sin cumplir?

 

Permíteme decirte que es más común de lo que imaginas el hecho de no verse cumplidas finalmente las metas y objetivos que en algún momento de nuestra vida nos marcamos. No se trata de un hecho aislado que le ocurra a un grupo pequeño de personas, sino que se trata de un hecho que nos ocurre, o nos ha ocurrido a la mayoría.

 

Llevo un tiempo dándole vueltas a la importancia de la PLANIFICACION, de la ORGANIZACIÓN… y, ¿sabes una cosa? Que gracias a esta divina obsesión que de un tiempo para acá me ronda la cabeza, es que he llegado a la conclusión de que el GRAN IMPEDIMENTO para que la gran mayoría de las personas no vean cumplidos sus SUEÑOS, es el hecho de no darles VIDA, es decir, de no PLANIFICAR como los van a conseguir.

 

Los sueños, metas y objetivos que deseamos alcanzar, si no nos los llevamos al plano físico, al plano material, es decir, si no tomamos ACCION y, por el contrario, tan sólo los mantenemos vivos en nuestros pensamientos, es IMPOSIBLE que podamos ALCANZARLOS.

 

Tod@s tenemos claro que los SUEÑOS se inician a nivel mental (en nuestro mundo interno), pero, para poder verlos cumplidos, deberemos de TOMAR ACCION, y trasladarlos desde nuestra mente (mundo interior) a nuestra REALIDAD (plano físico, material, o lo que es lo mismo, a nuestro mundo exterior).

 

Una vez que tenemos lo claro lo expuesto en el párrafo anterior, y nos decidimos a ello, AHORA es cuando entra en ACCION el poder de la PLANIFICACION.

Y, ¿en qué consiste PLANIFICAR NUESTROS SUEÑOS? ¿cómo lo vamos a llevar a cabo?

NOTA: Si quieres conocer más acerca del PODER DE LOS HABITOS, abre el enlace que te dejo a continuación para leerlo una vez termines este post.

Lo primero que vamos a hacer es, definir que es aquello que quieres realmente conseguir en tu vida, es decir, cuáles son esos sueños que tienes y a los que quieres darle vida.

 

Si no sabemos hacia dónde vamos, es decir, qué queremos atraer a nuestra vida, difícilmente vamos a poder conseguirlo.

 

Una vez que sepas que es aquello que deseas alcanzar, es hora de establecer un PLAN DE ACCION para alcanzarlo. Y, ¿cómo lo haremos?

 

El siguiente paso es convertir nuestros sueños (mundo interior) en metas (materializarlas en tu mundo externo), TUS METAS a alcanzar, y, a posteriori, es necesario dividir esta meta o metas en objetivos.

Tu PLAN DE ACCION ha de ser ESPECIFICO, es decir, ha de estar enfocado, centrado en aquello que deseas atraer a tu vida.

 

Vamos a establecer nuestras metas a alcanzar en diferentes momentos del tiempo, es decir, definir cuáles son nuestras metas a conseguir en el corto plazo, en el medio plazo, así como en el largo plazo.

 

Cuando ya hayas listado tus metas en los diferentes periodos de tiempo, es hora de ir acotándolas para aproximar las mismas al momento presente, es decir, acotarlas de tal forma que sepamos qué pasos mensuales, semanales, así como diarios vamos a dar para alcanzar cada una de las metas que nos hayamos marcado para los diferentes periodos temporales.

 

Dicho de otro modo, debemos de reflejar en nuestro PLAN DE ACCION que pasos vamos a ir dando poco a poco para, finalmente, alcanzar los resultados deseados.

 

Es hora de acotar tus grandes objetivos en objetivos más pequeños, que una vez alcanzados, refuercen tu actitud y mentalidad de éxito.

 

Deberás chequear a diario el cumplimiento de los objetivos marcados, y, de esta forma, te harás consciente de tus pequeños éxitos diarios, y, por tanto, del hecho de ir logrando tus objetivos, y de estar cada vez más cerca de alcanzar tus resultados deseados, es decir, que ver cumplidos tus objetivos diarios es un buen indicador de que vas por el camino adecuado.

 

Si sigues soñando tu vida idílica sin tomar ningún tipo de acción, sin marcarte metas y objetivos, tus sueños seguirán siendo TAN SOLO SUEÑOS.

 

Cuando fijemos los objetivos que vamos a llevar a cabo para terminar alcanzando nuestras metas y, por ende, nuestros sueños, debemos de establecer fechas límites para los mismos.

Es hora de tomar el control del timón del barco que nos acercará a nuestros sueños.

 

Es hora de tomar las riendas de nuestra vida, y encaminarnos realmente hacia la vida que deseamos vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *