El Poder del Compromiso

¿Estás realmente COMPROMETID@ con tus SUEÑOS?

¿Realmente estás COMPROMETID@ con lograr alcanzar aquellas metas que te has propuesto?

¿Quién no tiene SUEÑOS que cumplir, quién no se ha fijado alguna vez en su vida una meta o varias metas para alcanzar, quién no se ha marcado “PROPOSITOS de año nuevo” año tras año?

 

Las personas solemos pensar constantemente en todo aquello que nos gustaría atraer a nuestra vida, en cómo nos gustaría realmente fuese nuestra vida soñada. Constantemente estamos IDEALIZANDO nuestra REALIDAD.

 

¿Qué ocurre?

 

Pues ocurre que, esos SUEÑOS o METAS que deseamos alcanzar, para poder verlos cumplidos en nuestra realidad, necesitan de la toma de acción por nuestra parte, es decir, imaginar nuestra vida soñada está muy bien, pero, si tan sólo la imaginamos sin tomar ningún tipo de acción, JAMÁS conseguiremos darle vida.

 

Es por ello que es necesario trasladar nuestro sueño o meta desde nuestro plano mental hacia nuestro plano físico.

Y, ¿cómo lo logramos?

 

Pues, como ya he comentado en otras ocasiones, para darle vida a nuestros sueños, es necesario que nos marquemos una serie de metas y estas a su vez las dividamos en objetivos varios, para ir alcanzando poco a poco el resultado deseado.

 

Aquí entra en escena el PODER DEL COMPROMISO, pues, es justo en el momento en que nos comprometemos con el cumplimiento de nuestros sueños, que nuestras metas y objetivos comienzan a tomar vida. Es cuando nos comprometemos y comenzamos a TOMAR ACCION, que nuestros SUEÑOS comienzan a dejar de ser sueños para formar parte de nuestra REALIDAD.

 

El compromiso es el primer paso en firme para encaminarnos a alcanzar el éxito en nuestra vida, para alcanzar el éxito en todo lo que nos propongamos.

Por tanto, cuando nos comprometemos con nuestros sueños, y, por ende, con nosotr@s mism@s, comenzamos a generar acciones que traerán los cambios deseados a nuestra vida.

Cuando nos comprometemos a cumplir nuestros sueños, ponemos rumbo hacia el camino que nos llevará a ellos, y a lo largo de este camino, la MOTIVACION y el ENTUSIASMO serán nuestros fieles compañeros de viaje. No se tratará de un camino fácil, un camino sin baches, seguramente haya obstáculos con los que lidiar, pero si hay una cosa clara, y es que el COMPROMISO por alcanzar aquello que deseamos hará que continuemos por el sendero, que no nos apartemos del mismo, en definitiva, que no lo abandonemos.

 

Es una realidad el hecho de que cuando algo nos resulta realmente importante para nosotr@s, nos mostramos totalmente decidid@s a llevar a cabo todo aquello que sea necesario para lograr lo que queremos conseguir/atraer a nuestra vida.

 

Cuando nos sentimos COMPROMETID@S con nuestros SUEÑOS, los posibles obstáculos en el camino NO NOS FRENAN, sino que, por el contrario, buscamos la manera para resolverlos.

 

El COMPROMISO nos lleva a TOMAR ACCION, y es precisamente cuando comenzamos a tomar acción que, nuevas oportunidades comienzan a presentarse en nuestras vidas (situaciones, personas…).

 

Podríamos decir que comienzan a abrirse NUEVAS PUERTAS ante nosotr@s, puertas que antes estaban ahí, pero ni siquiera nos habíamos percatado o, puertas que ni siquiera existían en nuestra realidad.

 

Cuando una persona se COMPROMETE con sus SUEÑOS, y está por tanto decidida a darles vida, comienza a tomar acción, y, por tanto, se pone en movimiento, YA NO HAY VUELTA ATRÁS, en ese momento, NO HABRÁ RETORNO. Su nueva vida, su nueva realidad ha COMENZADO a MATERIALIZARSE.

#Pasos para alcanzar tus SUEÑOS

  1. Todo comienza con un sueño (proceso mental).
  2. Compromiso con su cumplimiento (proceso de materialización)
  3. Definir estrategias para cumplirlo: METAS y OBJETIVOS
  4. TU PLAN DE ACCION
  5. Revisión PERIODICA de tu Plan de acción. ¿Vas cumpliendo con lo establecido? ¿Estás teniendo los resultados que deseas y esperas?, si no es el caso…
  6. REVISAR el PLAN DE ACCION, y READAPTARLO si es necesario

Es HORA de comenzar a COMPROMETERNOS con nuestros SUEÑOS, es MOMENTO de COMENZAR  darles VIDA.

 

Te espero en el siguiente post. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *