EL PODER DE LOS HABITOS

En el post de hoy, vengo a hablaros un poquito de que son los HABITOS, y de la importancia de conocer qué hábitos ponemos en marcha en nuestro día a día.

 

Y, ¿Qué es un hábito?

Un hábito es un comportamiento rutinario que repetimos de forma regular, así como de forma inconsciente.

Es decir, lo hemos AUTOMATIZADO de forma inconsciente, por lo que no tenemos que prestar especial atención a la hora de llevarlo a cabo, sino que lo ejecutamos sin cuestionarnos la acción que vamos a llevar a cabo o, estamos llevando a cabo


T
e pongo un ejemplo: Lavarte los dientes. Se trata de un hábito que diariamente repetimos de forma automática, sin cuestionarnos si llevamos a cabo la acción o no, sino que, simplemente te levantas, y cuando acudes al aseo te los lavas sin más.

Otro hábito podría ser tomar café en las mañanas para comenzar a funcionar, o apagar las luces al salir de casa o, echar la llave a la puerta al salir.

 

Como he indicado anteriormente, son acciones RUTINARIAS que realizamos sin prestarles demasiada atención.

Los hábitos, son rutinas que permiten a nuestro cerebro automatizar determinadas acciones, para de esta forma, repetirlas una y otra vez, ahorrándole tiempo, y pudiendo, por tanto, dedicar ese tiempo en el que no tiene que estar pensando cómo llevar a cabo esa rutina, a otra actividad.

Cuando creamos un hábito, estamos creando una RED NEURONAL en nuestro cerebro que permite ejecutar la acción en automático, sin que nuestro cerebro pierda tiempo en ver cómo lo va a ejecutar cada vez que la llevamos a cabo, es decir, se habrá creado un camino trazado, el cual, simplemente habrá que andar cada vez que llevemos a cabo esa misma acción sin necesidad de cuestionarnos que camino hemos de tomar para realizar dicha acción.

Crear un hábito tiene una VENTAJA, así como una DESVENTAJA:


VENTAJA:
Cuesta crear un hábito, pero cuando éste se crea, y se asienta por tanto en nuestro cerebro, podemos realizar esa actividad una y otra vez en piloto automático, sin dedicar esfuerzo a la misma, y mientras tanto, nuestro cerebro puede ocuparse de tomar decisiones más importantes para nosotr@s.


DESVENTAJA:
Una vez que hemos creado e interiorizado el hábito, es muy difícil modificarlo, y es posible que parte de esos hábitos no sean saludables para nuestra existencia.

 

Toda acción que termine conformando un hábito, lo ha llegado a ser porque nos proporciona una RECOMPENSA

 

He de indicar que, una gran parte de las actividades diarias que llevamos a cabo son HABITOS, los cuales definen nuestro estilo de vida HOY, por lo tanto, están construyendo la vida que tendremos en el FUTURO.

Conocer nuestros hábitos diarios NO SALUDABLES, nos resultará muy útil, así como muy NECESARIO, para iniciar las acciones que nos lleven a generar nuevos hábitos en nuestra vida, hábitos saludables, hábitos realmente beneficiosos para nosotr@s.

Para comenzar a crear nuevos hábitos saludables, los iremos creando poco a poco.

Comenzaremos por un hábito concreto, el que TÚ DECIDAS.

Por ejemplo:

  1. Hacer ejercicio

  2. Leer un rato todos los días

  3. Dejar de fumar

  4. Comer de forma saludable

En el momento en que incorporemos este nuevo hábito en nuestra vida, y veamos los resultados que nos está reportando, nos sentiremos motivad@s para ir a por el siguiente NUEVO HABITO.

Entonces, ¿os animáis a hacer un balance de cuales son vuestras rutinas diarias, de cuales son vuestros hábitos que día a día lleváis a cabo, y ver qué efecto, que resultado os está proporcionando en vuestra vida?

 

Os invito a ver cuáles son vuestros hábitos, ver cuál es la recompensa inmediata que os está reportando (por ejemplo: tomar una botella de refresco cada día cenando mientras ves la televisión//RECOMPENSA: Satisfacción en ese momento, momento de RELAX), y ver cuáles de ellos os está reportando un beneficio SALUDABLE y cuáles no.

Una vez tengáis ese listado, toca analizar cuál de ellos (de entre los que NO os está produciendo un beneficio saludable en vuestra vida a nivel físico, mental…) vamos a comenzar a modificar en primera instancia.

Si sois constantes en el cambio, y vais comprobando los resultados que este nuevo hábito os está provocando en vuestra vida, os sentiréis motivad@s para continuar con el mismo, transformando, por tanto, poco a poco vuestra vida.

Carmen Sánchez

2 Comentarios

  1. Hola te cuento que me cuesta mucho leer. Me da sueño. Me aburro

    1. Buenas tardes Sonia Mirabal. Gracias por tu comentario. Te comento mi experiencia personal con la lectura. En casa de mis padres SIEMPRE ha habido numerosos libros, pues, ambos son grandes lectores, y, sin embargo, a mí nunca me llamó la atención leer, de hecho, para mi leer los libros obligatorios que exigían en el colegio era un auténtico SUPLICIO, PERO, hace unos años descubrí que había determinadas temáticas sobre las que sí que sentía que me apasionaba leer, y desde entonces, no he dejado de hacerlo. Estoy segura de que tiene que haber una temática concreta sobre la que te apasione leer, sólo es cuestión de descubrir cuál es, y para ello, un truco infalible es analizar que es aquello que te apasiona, por ejemplo, imagina que te apasiona cocinar, o te gusta la informática, o te encanta la decoración, o estar al día en la moda, etc., pues seguro que te encantará leer acerca de aquella actividad que te apasiona hacer, pues, en los libros encontrarás información así como formación, para mejorar en la misma. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *